Testimonios

PAULA OTERO

Argentina, La Ruta del Huipil Enero 2019

En los últimos años he empezado ha viajar por diferentes lugares, no con fines exclusivamente turísticos, sino con la idea de conocer en mayor profundidad las actividades artesanales, principalmente relacionados con los hilados y los textiles.

Cuando surgió la oportunidad de conocer Guatemala a través de La Ruta del Huipil, no lo dude y me sume a la propuesta.

Guatemala es un país donde los colores explotan y vibran como nunca vi en otro lado. Empezamos el viaje por la hermosa ciudad de Antigua, donde uno se adentra a las tradiciones y como era la ciudad en la época colonial. Recorrer sus iglesias, y monumentos es parte de los recorridos que cualquier turista puede hacer, pero conocer su Mercado y perderse por sus pasillos fue una experiencia hermosa.

El viaje sigue con destino al Lago Atlitan, donde todos los pueblos que lo rodean tienen sus propias características que los distinguen y los hacen únicos: Panajachel, San Juan La Laguna, Santa Catarina de Palopo, Santiago entre otros, son un descubrimiento.

 

El viaje a través del lago es una hermosa experiencia, ya que todo el paisaje que lo rodea alimenta en espíritu. Una vez que se atraca en los puertos, empieza en recorrido por cada uno de ellos, donde uno va descubriendo las diferentes artesanías que se desarrollan. Asi que uno mira y aprende, no solo mirando sino también haciendo. Ya que diferentes artesanos, explican su “arte” desde el hilado, el teñido de las fibras con tintes naturales, el bordado y el tejido en telar de cintura de la base de los huipiles.

Pero no todo termina ahí, ya que cada pueblo tiene su encanto, sus colores, y sus actividades como cultivo de café y chocolate.

Una mención aparte es la visita al Mercado de Chichicastenango, ya que estimula todos los sentidos, y permite captar la esencia de Guatemala.

De la mano de Juanita, experta conocedora y vecina de “Chichi”, como lo llaman los locales, se recorre todos los rincones del Mercado y también su interesante cementerio. Esto hace que uno se enamore de Guatemala y siempre quiera volver.

La ruta del Huipil es una experiencia para todo aquel que quiera conocer Guatemala y sus artesanías…a partir de sus artesanos.

San Juan 2019 JM y Paula 1.jpg
Sta. Catarina 2019 Grupo 1.jpg
80.jpg